7 CLAVES PARA RECORDAR LAS EXPERIENCIAS ASTRALES

Con el propósito de continuar el estudio respectivo a los sueños lúcidos, el conocimiento gnóstico a través de esta guía práctica, señala 7 claves para lograr el desarrollo y/o potenciar los recuerdos en la 4ª dimensión. En cuanto a ello, te invitamos a realizar la siguiente lectura.

1. Hacer una Retrospección del sueño  

Al momento de despertar del sueño y en estado de somnolencia, intentar recordar la última imagen proveniente del sueño, esto con el propósito de volver a él sin perder el registro onírico de la experiencia. Para ello, debemos traer a la mente cualquier forma, imagen, figura y/o sonido que recordemos, de esta manera las imágenes y los recuerdos comenzarán a llegar a la pantalla de nuestra mente, los que deben ser apuntados en un cuaderno, tal cual señalamos anteriormente.

2. Mantram para recordar los sueños Raom Gaom

La palabra “mantram”, proviene del sánscrito cuyo significado alude su uso como palabra de poder. Es una combinación fonética hecha con sabiduría, que tiene el poder de desarrollar o despertar algún tipo de facultad en nuestro interior. En aquellos instantes en que despertamos, es bueno ejercitar la memoria con la ayuda del siguiente y poderoso mantram, el que se realiza de la siguiente forma: 

“con los ojos cerrados para una mayor concentración, inhalamos profundamente y pronunciamos el mantram R…A….O….M…. alargando cada letra y sílaba aprovechado todo el aire de nuestros pulmones. Seguidamente, volvemos a inhalar para pronunciar el mantram G…A….O….M…. de la misma forma que el primero, alargando al máximo las letras y sílabas.  Este mantram, nos ayuda a restaurar los poderes de la memoria onírica. Debemos vocalizar por 10 minutos”. 

Nota: no es cosa de pensar en el mantram, ni de mentalizar, es cuestión de práctica, de hacerlo, cantar el mantram en otras palabras, verbalmente.

3. Limpieza del hígado para recordar las experiencias astrales

Te sorprenderá saber, que justamente en la zona del hígado tenemos un vórtice magnético del que no se habla mucho, pero que está directamente relacionado con las salidas en cuerpo astral y los recuerdos de estas experiencias. De acuerdo con la enseñanza gnóstica, cuando nuestro hígado funciona mal tenemos problemas para recordar los sueños, y es debido a ello que un gran número de personas no logra recordar absolutamente nada de sus experiencias oníricas. Por esto te recomendamos limpiar el hígado con plantas naturales, por ejemplo realiza un tratamiento con la planta diente de león, la que puedes prepararla en ensaladas y en líquidos que realices, esto durante 6 meses.

Por otra parte, y si te gusta mantralizar, te recomendamos el poderoso mantram G, que tiene el poder de desarrollar los poderes ocultos del hígado y ayudar en su sanación.

4. Alimentos para potenciar la memoria y recordar los sueños

Como bien sabemos, hay alimentos que en general tienen una misión específica, en este caso proveer al cerebro de estos alimentos para la memoria te ayudará a recordarlos. ¿Cómo proceder?, todas las mañanas incorporar en el desayuno, jugo de naranja con miel y así también frutos secos, esta mezcla provee al cerebro de átomos esenciales para la memoria.

5. Integración con la doncella de los recuerdos astrales

Uno de los grandes exponentes sobre la temática de los sueños, la simbología y viajes astrales, es el Venerable Maestro Samael Aun Weor, autor de más de 70 obras literarias de esoterismo, psicología, cábala y alquimia, entre muchas otras. En cuanto a ello, el Venerable Maestro, se refiere a la Doncella de los recuerdos como una de las Deidades que ayuda a los humanos en los sueños, señala textualmente lo siguiente:

“Es necesario que el discípulo aprenda a llevarse en sus salidas astrales a la Doncella querida de los recuerdos, para poder traer la memoria de lo que vea y oiga en los mundos internos, pues ella sirve de mediadora entre los sentidos del cerebro físico y los sentidos ultrasensibles del cuerpo Astral. Viene a ser, si cabe el concepto, como el depósito de la memoria.

En el lecho, a la hora de dormir, invoque al ÍNTIMO así: Padre mío, tú que eres mi verdadero ser, te suplico con todo el corazón y con toda el alma, que saques de mi cuerpo etérico a la Doncella de mis recuerdos, a fin de no olvidar nada cuando retorne a mi cuerpo. Pronúnciese luego el Mantram LAAAA RAAAA SSSSSSS, y adormézcase.

Dese a la letra “S” un sonido como un silbido alargado y agudo parecido al que producen los frenos de aire. Cuando el discípulo se halle entre la vigilia y el sueño, levántese de su cama y salga de su cuarto rumbo a la I.G (sigla gnóstica). Esta orden debe tomarse tal cual, con seguridad y con fe, pues es real y no ficticia; en ello no hay mentalismos ni sugestiones. Bájese de la cama cuidadosamente para no despertarse y salga del cuarto caminando con toda naturalidad como lo hace diariamente para dirigirse al trabajo. Antes de salir de un saltito con la intención de flotar, y si flotara diríjase a la I.G. o a la casa del enfermo que necesita curar. Mas, si al dar el saltito no flotare, vuelva a su lecho y repita el experimento.

No se preocupe usted por el cuerpo físico durante esta práctica. Deje a la Naturaleza que obre, y no dude porque se pierde el efecto”.

6. Mantenerse inmóvil al momento de despertar para recordar las experiencias oníricas

Es importante adiestrar nuestro cuerpo en la llamada “Yoga de los sueños”. Aspecto que desarrollaremos más profundamente en siguientes artículos. Ahora bien, cuando nos movemos justo al momento de despertar, se dice que se agita nuestro cuerpo o vehículo astral y se pierden los recuerdos, por ello, es importante aprender a dormir en una sola posición, ya sea mirando el techo o de lado, hacia el costado derecho por ejemplo y, despertar solo abriendo los ojos lentamente.

7. El hermetismo en los sueños

Este último punto en la temática, nos invita a valorar el silencio y el hermetismo. Para ello, debemos aprender a quedarnos callados, porque, podemos hacer todo lo que se nos recomienda para salir en cuerpo astral y recordar las experiencias, pero si no aprendemos a mantener en silencio nuestras experiencias, las inteligencias superiores que residen en esos planos nos soplan la cabeza y con ello borran los recuerdos que provengan del mundo astral. Te sorprenderá saber que existen personas que en el mundo astral se encuentran despiertas, pero aquí en la 3ª dimensión no lo están, ignorando con ello la más absoluta sospecha de todo lo que hacen fuera del cuerpo. Es importante saber que en el astral, nos transformamos en discípulos de la Fraternidad Universal, quienes nos ayudan y nos envían mensajes en lenguaje onírico que debe ser interpretado con la intuición y la conciencia, pero si estas experiencias nos provocan sentimientos de engreimiento, exponiéndolas a otras personas; amigos, familiares, sería lógico esperar que los regentes de los mundos superiores no permitan el recuerdo, regresando nuevamente al cuerpo físico sin señales de haber participado en este tipo de experiencias. Es por ello que, debemos aprender que todo lo vivenciado en el mundo astral forman parte de una realidad íntima, particular, pues  a nadie les sirven nuestras vivencias,  porque cada vida y cada camino es individual. Por lo mismo, es importante practicar el hermetismo y el ocultismo práctico.

¿TE GUSTARÍA REALIZAR EL CURSO GRATUITO DE GNOSIS?

El curso de Gnosis se denomina Primera Cámara y corresponde a un autentico curso de autoconocimiento y esoterismo practico de 16 clases. En este curso aprenderás  psicoanálisis, el despertar de la conciencia, meditación, vocalización de mantrams, runas, ejercicios físico esotéricos, alquimia, el ser y la conciencia, los chakras, la ley del karma, reencarnación, los misterios de la vida y de la muerte, filosofía gnostica, sobre los elementales de la naturaleza, la iniciación, entre otros temas.